¿Qué debo hacer si mi animal de compañía no tiene implantado el microchip de identificación?
Diligencia el formulario de registro de tenedor/cuidador haciendo click aquí
Lleva a tu perrito o gatico a un Centro Veterinario, punto de identificación o Médico Veterinario certificado por el IDPYBA como implantador, quien se encargará de colocarle el microchip y registrarlo en la plataforma.
Recibirás un correo electrónico de confirmación y en el transcurso de 10 días te llegará el certificado de identificación.
¿Qué debo hacer si mi animal de compañía tiene microchip y conozco el número?
Diligencia el formulario de Registro de tenedor/cuidador haciendo click aquí, activa tu cuenta, ingresa con tus credenciales y después registra tus animales de compañía.
Lleva a tu perrito o gatico a la Alcaldía de tu localidad o al Centro Veterinario, punto de identificación o Médico Veterinario certificado por el IDPYBA como implantador. En estos lugares, se revisará y validará la información que subiste en el portal.
Recibirás un correo electrónico de confirmación y en el transcurso de 10 días te llegará el certificado de identificación.
Recuerda que sólo hasta el momento en que recibas tu certificado en el correo,
tu animal de compañía estará oficialmente inscrito en nuestra base de datos

Si tu perrito es considerado potencialmente peligroso:

Deberás llevar la póliza de responsabilidad extracontractual en el momento del implante del microchip o cuando vayas a los puntos autorizados a validar los datos que subiste en el portal, para registrar el número de la misma, este número lo deberás actualizar anualmente, como lo estable el Código Nacional de Policía y Convivencia. (Ley 1801 de 2016), así:

...
Artículo 126. Ejemplares caninos potencialmente peligrosos. Se consideran ejemplares caninos potencialmente peligrosos aquellos que presenten una o más de las siguientes características:
1. Caninos que han tenido episodios de agresiones a personas; o le hayan causado la muerte a otros perros.
2. Caninos que han sido adiestrados para el ataque y la defensa.
3. Caninos que pertenecen a una de las siguientes razas o a sus cruces o híbridos: American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, Bull Terrier, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, de presa canario, Rottweiler, Staffordshire Terrier, Tosa Japonés y aquellas nuevas razas o mezclas de razas que el Gobierno nacional determine.

Artículo 127. Responsabilidad del propietario o tenedor de caninos potencialmente peligrosos. El propietario o tenedor de un canino potencialmente peligroso, asume la total responsabilidad por los daños y perjuicios que ocasione a las personas, a los bienes, a las vías y espacios públicos y al medio natural, en general.
Parágrafo. El Gobierno reglamentará en un término de seis (6) meses lo relacionado con la expedición de las pólizas de responsabilidad civil extracontractual que cubrirán este tipo de contingencias.

Artículo 128. Registro de los ejemplares potencialmente peligrosos. Las categorías señaladas en los artículos anteriores de este capítulo, deben ser registrados en el censo de caninos potencialmente peligrosos que se establecerá en las alcaldías, para obtener el respectivo permiso. En este registro debe constar necesariamente:
1. Nombre del ejemplar canino.
2. Identificación y lugar de ubicación de su propietario.
3. Una descripción que contemple las características fenotípicas del ejemplar que hagan posible su identificación.
4. El lugar habitual de residencia del animal, con la especificación de si está destinado a convivir con los seres humanos o si será destinado a la guarda, protección u otra tarea específica. Para proceder al registro del animal, su propietario debe aportar póliza de responsabilidad civil extracontractual, la que cubrirá la indemnización de los perjuicios patrimoniales que dichos ejemplares ocasionen a personas, bienes, o demás animales; así como el registro de vacunas del ejemplar, y certificado de sanidad vigente, expedido por la Secretaría de Salud del municipio. Será obligatorio renovar el registro anualmente, para lo cual se deberán acreditar los requisitos establecidos para la primera vez. En este registro se anotarán también las multas o medidas correctivas que tengan lugar, y los incidentes de ataque en que se involucre el animal. Una vez registrado el ejemplar, la autoridad distrital, municipal o local delegada, expedirá el respectivo permiso para poseer esta clase de perros. Este permiso podrá ser requerido en cualquier momento por las autoridades de Policía respectivas.
Parágrafo. El propietario que se abstenga de adquirir la póliza de responsabilidad civil extracontractual, acarreará con todos los gastos para indemnizar integralmente al (los) afectado(s) por los perjuicios que ocasione el ejemplar, sin perjuicio de las sanciones que establezca la ley.

...